Volver a narrar mitos. Posmodernismo, gender, ciencia ficción y una relectura de Pubis angelical

1.- “- Te repito la pregunta: ¿qué sabés de mitología? No te pregunto qué mitos conocés, ni de dónde han salido esos mitos, si no por qué los tenemos, y para qué los usamos…” / Samuel R. Delany, 1967

2.- “Soy el productor cinematográfico que le envió el telegrama, o sea el fabricante de sueños más importante del siglo.” / Manuel Puig, 1979

3.- “…la enseñanza del creacionismo cristiano debería ser considerada y combatida como una forma de corrupción de menores.” / Donna Haraway, 1985

************

A modo de prólogo o de epílogo reproduzco un pasaje del texto de más largo aliento Mil años de ciencia ficción hermética latinoamericana [1492-2500] –que pueden leer en https://prohibidacienciaficcion.wordpress.com/2015/07/14/cap-xliv-sor-juana-cibercultural/ – en razon de que la versión del artículo que expongo en los siguientes posts de “Volver a narrar mitos…” se refiere a la ciencia ficción en general sin focalizar, como es debido, en el hermetismo, ocultismo, esoterismo que atraviesa la novela de Manuel Puig.

{Inicio fragmento cap. 44 de tesis} Mencioné a lo largo de este escrito, que el poema de Sor Juana, Primero sueño [1685-1692], y la novela Pubis angelical [1979] de Manuel Puig se unen. Ensayar una necesaria relectura, desde la ciencia ficción hermética, de esa novela -que analicé desde la ciencia ficción en el marco general de la obra de Puig (LÉPORI 2011b)- resulta imposible. Ofrezco algunos comentarios sobre las conexiones entre el poema barroco y la bizarra novela de otro ejemplo de escritor cibercultural.

El destino de ambas obras fue haber recibido, de forma aleatoria, menciones a coqueteos sin que nunca se especificaran esas relaciones con la ciencia ficción. Cuando se lo hizo, me refiero a la novela de Puig, se aprovechó el prejuicio contra el género para atacar a la novela por inintelegible o, sin más, ´mal escrita´. Pubis angelical pertenece a la misma línea de ciencia ficción hermética que Primero sueño: la utópica lucha de un individuo frente al ´status quo´ por defender los derechos que le corresponden a su identidad de género (sexual). Esas luchas individuales suceden en el ´espacio interior´ del sujeto porque responden a la búsqueda de la constitución de ´un nuevo tipo de ser humano´. E incluso, si se enfatiza en la novela la lucha grupal, una estirpe de ´mujeres raras´, ese rasgo sectario aparece en la genealogía de ´mujeres ejemplares´ de Sor Juana organizadas para enfrentar la ´conspiración de machos´.

Como el propio Puig aclara en las notas manuscritas de Pubis angelical, las tres historias que componen la novela se podrían leer como si ocurriesen en el alma de la mujer –la del personaje Ana.[i] Ana –con su país de origen, Argentina, inmerso en la Dictadura militar, y por ende, en un contexto de persecución- se encuentra enferma, en un hospital de México, y con su cuerpo intervenido por aparatos y por medicinas. Como en el cuerpo del poema, con sus venenos y beleños, en ese cuerpo ciborg anestesiado por la morfina se generan ´los sueños´ de Ana que corresponderían a los restantes segmentos narrativos de la novela. En este mundo de ´sueños´, el hermetismo no es “un rápido guiño intertextual a la narrativa modernista” como sugiere Cano (2006, p. 254). Es central y permite explicar motivos narrativos -la conexión alquimia y nazismo; telepatía y viajes en el tiempo. Además, como Puig reconoció, Pubis angelical está atravesada por la concepción junguiana del ´inconsciente colectivo´ en su investigación narrativa de las identidades (occidentales, cristalizadas) a través de ´arquetipos´.[ii]

En el segmento final de la novela en el que la ciencia ficción, en cuanto a los tópicos, aparece más claramente codificada, aparecen elementos que también podrían ser pensados a partir del hermetismo o del gnosticismo. El rol del personaje W218 -prostituta al servicio del Estado- se relaciona con el realismo libidinal de Fourier y su prostitución filantrópica de jóvenes destinadas a feos y a ancianos (JAMESON 2009, p. 300). Por otro lado, nos encontramos con la sabiduría encarnada en la figura de una mujer: la liberación femenina es posible porque una madre lucha para reencontrarse con su hija que, como ella, también tiene el ´pubis liso´ como un ángel. Esa figura mesiánica femenina representa el ideal andrógino, como en Juana, y se ofrece como el patrón utópico de la disputa contra el falocentrismo.[iii]

Ese final mesiánico define la estructura narrativa apocalíptica. En este marco, Pubis angelical codifica para la ciencia ficción latinoamericana el tópico del desplazamiento ´este-oeste´ (inaugurado por Bernardo de Sahagún). Ocurren las siguientes instancias: la transformación interna de Ana, y de sus sosías, redefine el lugar de la mujer en la sociedad frente a la opresión masculina (del interior a lo exterior, lo andrógino); como réplica de la Conquista (o Invasión), se narra el viaje del Ama, paradigma de la actriz estrella, desde Europa (Viena – Gran Bretaña) hacia los Estados Unidos (Hollywood) y México. A través de esos movimientos, Pubis angelical cuenta el desplazamiento de los ´padres europeos´ del cine norteamericano (en su mayor parte, europeos del este empobrecidos por la guerra o, más tarde, perseguidos por el nazismo), y cuenta también el devenir de la ciencia ficción que es el devenir del hermetismo que es el devenir de la cibercultura hacia América. Por su parte, Sor Juana concentra esos aspectos –hermetismo, ciencia ficción, cine, cibercultura- en la mención de la ´linterna mágica´. Puig recoge esa tradición –que Ana esté internada en México no es casual.

La importancia de Pubis angelical conoce una instancia más. En ella se narra uno de los ataques al reinado de Borges. Como no podía ser de otra forma, y como repetí, esos juegos era mejor jugarlos en los campos de la ciencia ficción hermética.

Notas

[i] Esa novela de Puig es una especie de autobiografía de la protagonista que escribe en su diario personal. Es otro punto de contacto, con la autobiografía presente en los escritos de Sor Juana y con toda esta historia en la que los paranoicos cuentan siempre sus propias historias de vida. El concepto tan remanido en el último tiempo de ´auto-ficción´ sería una puerta de entrada para continuar hacia la ciencia ficción.

[ii] Las ficciones borgeanas y, en particular las de ciencia ficción, muestran puntos de contactos con la teoría de Carl G. Jung a quien, como dice Pastormerlo (2010, p. 136-139), Borges comienza a citar profusamente en el mismo momento en que su ceguera avanza, su canonización marcha y su auto-imagen de ´escritor sacerdote´ se consolida. De una forma inesperada, pero como prueba de los constantes usos dobles del esoterismo, Jung mancomuna a Puig y a Borges.

[iii] La serie estadounidense de ciencia ficción Fringe [2008-2013] concentra –como un avatar posterior de la novela de Puig- la figura mesiánica femenina, los mundos paralelos, el hermetismo, la gastrosofía, el marco apocalíptico y en determinados momentos la androginia. Por lo demás, y como un aparte, en cuanto al gnosticismo incidiendo en la ciencia ficción, uno puede extenderse en los últimos dos siglos desde Frankenstein hasta la serie de dibujos animados, Ben 10 [a partir de 2005- ]. Un grupo de tres amigos –adolescentes y humanos- tienen poderes que los conectan con instancias alienígenas. En esa conexión, lo que en Prometheus son Ingenieros aquí –aunque no sean relaciones idénticas- son los Soberanos. Ellos representan los arcontes –los demiurgos- que han creado este mundo ya que la divinidad está alejada. Para detectar ese funcionamiento del ´dios desconocido´ en la ciencia ficción, y en una larga lista de otros modos de narrar, es atender a la pregunta, ¿y al final quién tiene el poder? En Ben 10, el protagonista actúa como una forma de obtener autoconocimiento y de autoconciencia de quién es. En sus charlas con los Soberanos, intenta convencerlos de que los seres humanos no son seres inferiores, pero el Soberano le recuerda que el humano transmite el virus del sentimiento, de la lástima, de la culpa y del amor. El gnosticismo privilegia la identidad intelectual. Finalmente, puedo recomendar la bizarra e interesante mini-serie alemana Das Jesús Video [La reliquia del futuro, 2002] que, en verdad, oscila hacia la ortodoxia porque al mostrar en una filmación a Jesús en la tumba reconoce su resurrección como Hijo de Dios, aspecto que se discutía entre los gnósticos y los primeros cristianos (los gnósticos decían que los cristianos nunca habían visto al cuerpo del resucitado, para simplificar la discusión). Ver nota siguiente.

Anúncios

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s